Encaje de Hinojosa 2017-01-19T13:42:14+00:00

Sobre el encaje de Hinojosa

 

Hinojosa tradicional

No se conoce la existencia del llamado popularmente encaje brujo hasta la segunda mitad del S. XIX, pero se puede decir que este encaje está relacionado con los antiguos encajes numéricos puros originarios del Este y Sur de Europa: Dalmacia, Creta, Italia. El Mediterráneo fue una via comercial naval importante que relacionó en la antigüedad diferentes ciudades situadas en las orillas de este mar, entre ellas Cádiz y Sevilla. Llamado también Encaje numérico Sevillano o de Hinojosa, por que se trabajó y comercializó en estas ciudades a principios del S XX. Solo podemos establecer sus orígenes a partir de la tradición oral que ha llegado hasta nuestros días. Durante el S XIX se hicieron encajes de bolillos en Sevilla y pueblos de alrededor pero siempre destinadas a uso particular. Los conocimientos pasaban de madres a hijas, y se realizaban sobre todo para ajuares domésticos y como presentes a las hermandades, así como para adorno de altares y ajuar eclesiástico.
Traditional Hinojosa

Encajes tradicionales de Hinojosa

La aparición de este encaje en la zona de Sevilla está relacionado con Cándida Garcia, encajera que se traslaóo a San Juan de Aznalfarache sobre el 1920, procedente de Almagro, un importante centro encajero. Ya se realizaba un encaje de cinta -Puntas Capitanas- con 12 pares de bolillos, en la zona deHuelva desde tiempos antiguos, asi que probablemente sus conocimientos del encaje le permitieron crear nuevos dibujos con personalidad propia. Cuando dejó de dar sus clases, dada su avanzada edad, sus alumnas siguieron impartiendo la enseñanza de esta técnica, llegando a extenderse a la zona extremeña de Hinojosa del Valle, donde se llegó a montar un taller y se convirtió en un medio de vida, vendiéndose llas piezas que producian, en tiendas de Madrid y Barcelona, y aunque decayó en los años 60, nunca se acabó de perder esta técnica. En Extremadura, adquirió su propia terminología y así los puntos utilizados se vinieron a llamar: Serpentina, lleruza, zurcido, medio punto piñón y  tul.

El encaje numérico extremeño o sevillano, se trabaja con 10/12 pares de bolillos con hilo fino, resultando un encaje culto. Los dibujos de las calles se yuxtaponen unas a otras, sin espacios entre ellas, produciendo sensación de movimiento, cubriendo todos los espacios.

Hinojosa’s pillow

Los picados carecen de pautas para clavar el alfiler, por lo que requiere una cierta práctica. Se trabaja sobre una almohadilla de unos 50 cm. de largo con un diámetro de 30 cm. aproximadamente, dándole vueltas constantemente, según requiere la direccion del encaje. La combinacion de los puntos produce claroscuros, siendo mérito de la encajera que el resultado sea de gran plasticidad y finura. Un mismo picado puede tener apariencia muy diferente, dependiendo de la aplicación de los puntos.

 

Me considero una persona muy afortunada por haber sido iniciada en esta técnica porDña. Josefa Jimenez, en la Asociació Catalana de Puntaires de Catalunya. Dña. Josefa, fallecida recientemente, era una de aquellas niñas extremeñas que aprendieron de una  discípula de Cándida. Trabajó los bolillos desde muy corta edad, realizando su primer dibujo a la edad de 11 años dejándonos un legado importante, que no se ha podido cuantificar.

Ahora, totalmente enganchada al Encaje Brujo Extremeño, he procurado también yo, seguir sus enseñanzas y darlo a conocer a las generaciones venideras, tanto en España como en el extranjero. A este efecto, entre el año 2001,  y el 2005 edi´r por mi cuenta 3 libros sobre esta técnica, y he venido publicando hasta ahora en diferentes revistas especializadas.  ( Pinchar en las imágenes para ver detalles)

 Hinojosa moderno  Trabajando Hinojosa  Detalle de Hinojosa
Encaje de los talleres de Hinojosa Encaje realizado en Hinojosa  Detalle de Hinojosa

Miembro de la Associació Catalana de Puntaires-ACP

Member of IOLI

Member of OIDFA