Trucos y consejos 2017-01-19T14:13:59+00:00

Algunos trucos y consejos…  siempre interesantes para l@s que empiezan

Many times you cannot bobbin lace with a bobbin winder. This is a method that is very useful in these cases. Of course you will need get practice, however…this is only a matter of time and persistence.

Bobinar bolillos de forma manual

Necesitarás sobre unos 50 cm. de hilo de perle o similar. Un aro de plástico, al que irá atado uno de las puntas del cabo de perlé. La otra quedará sujeta mediante un alfiler largo a la almohadilla. Sujetar la bobina de hilo de forma vertical como se ve en la imagen, mediante otro separador largo que lo permita.

 

 

El proceso del bobinado es similar al de una polea, siendo el perle la correa de transmisión y la polea el punto fijo del que se ha colgado el perle.

Preparamos el proceso dando 2 o 3 vueltas al hilo alrededor del bolillo con el hilo que vamos a bobinar, igual que hacemos usualmente para asegurar el comienzo del bobinado.

 

 

 

Con el bolillo en la mano derecha (ya dadas las primeras vueltas del comienzo), dar una vuelta con el hilo de perlé alrededor del bolillo en posición horizontal como se ve en la imagen. Comenzar a rular el bolillo arriba y abajo. El hilo de algodón se irá enrollando automáticamente en el bolillo.

No es fácil al principio, pero conforme se adquiere la práctica, funciona perfectamente y rápido.

 

 

Conocer el grosor del hilo apropiado para un picado

El sistema es tan sencillo como coger un lápiz y enrollar el hilo 12 veces. El espacio físico que ocupan esas 12 vueltas en el lápiz, deben coincidir con el espacio entre 2 puntos del pie, o bien entre 2 puntos del fondo de torchón.
Si las 12 vueltas sobrepasan el espacio entre esos 2 puntos: el hilo es demasiado grueso. Si coincide es el adecuado.
Si no cubren el espacio entre los 2 puntos, es demasiado fino. En esta página inglesa teneis un grafico:
http://www.paternoster.orpheusweb.co.uk/lace/threadsize/threadsize

Recubrimiento de las cartulinas

Los cartones gruesos que se utilizaban antiguamente para hacer picados, estaban justificados por que el picado debia ser duradero ya que los metros y metros de puntilla que se hacian deterioraban el carton al pinchar los alfileres repetidas veces. Hoy en dia ese tipo de carton esta en desuso.
Las fotocopiadoras y nuestras impresoras caseras nos facilitan el uso de patrones impresos sobre cartulinas mas finas, pero deben sin embargo ser recubiertas por un plastico adhesivo transparente y MATE, con el fin de darle consistencia y aislar el encaje de la tinta de impresion.
En el caso de tener que dar un apresto final, va perfecto.

Mi nudo favorito

Uno de mis nudos favoritos es el de “lazada”.
Para que no falle y se cierre correctamente, hay que tirar de ambos cabos a la vez. Una vez fijado (aunque cuesta un poco al principio) es perfecto y no se escurre nunca.

El rulado de bolillos

Hay costumbre de rular los bolillos sobre la almohadilla, yo particularmente no lo hago. He constatado que se destorsiona el hilo desluciéndose y acaba por romperse.

Si trabajas con una cantidad importante de bolillos…

Se utilizan varios sistemas, pero mi primer consejo es el ORDEN. En segundo lugar trabajar dentro de ese orden, es decir utilizar en cada momento el grupo de bolillos necesario para hacer la parte del picado que se este trabajando, dejando apartados y ordenados el resto.
Para ordenarlos se pueden separar agrupados con alfileres separadores. No conviene colgar los bolillos agrupados por los hilos y por paquetes con gomas pues tienden a enredarse y se rompen con facilidad por su peso.

Para trabajar correctamente  y sin agobios, el area de trabajo debe estar amplia. Otro sistema es el de colocar una tela de manera que queden apilados los grupos de bolillos por capas.

Si se usan hilos de seda o viscosa..

Un sistema que a veces se hace es cortar tramos de 3 cm de tubo de plastico flexible y transparente de aproximadaente 1 cm de diametro.
Cada tramo hay que cortarlo a lo largo, quedando como un canuto abierto. Por la abertura introducir el bolillo de forma que el canuto abrace el cuello del bolillo cubriendo el hilo.

De todas formas, yo prefiero añadir un nudo corrredizo más de los que se hacen habitualmente cuando bobino el bolilllo. Puedo llegar a hacer hasta 4 nudos corredizos.

Cuando se nos acaba el hilo del bolillo..

Para cambiar el hilo sin tener que hacer un nudo: Desbobinar el resto del bolillo que vamos a cambiar.
Colocar un alfiler unos cm. por encima del area en que estamos trabajando. Hacer un nudo de lazada con la hebra del bolillo nuevo que vamos a incorporar. Pasar la lazada por la cabeza del alfiler y la apretamos de manera que el bolillo quede colgando. Cogemos el resto del hilo viejo que tenemos colgando y lo cortamos a unos 25 cm. Sujetamos ahora el hilo viejo y el bolillo al mismo tiempo y hacemos un lazo con las dos hebras conjuntamente en la cabeza del bolillo. Trabajamos unas pasadas con las dos hebras al mismo tiempo y despues podemos deshacer la lazada y echar hacia atras el cabo viejo, siguiendo trabajando con el bolillo nuevo.

Si se acaba el hilo del par guía..

Cuando se llega al final de la pasada y en el momento de poner el alfiler, hacemos una vuelta extra en el bolillo del par guia que queremos cambiar el hilo. Cerrar el alfiler y ahora el bolillo a cambiar ya no es guia, se ha convertido en un pasivo. Ahora procederemos a hacer el cambio como se ha descrito anteriormente.
Este truco tambien sirve cuando se trabaja con colores y se quiere intercambiar un color.

Si os sudan las manos..

El agua con bicarbonato es ideal para ir enjuagondolas. Secarlas bien… y a seguir!

Miembro de la Associació Catalana de Puntaires-ACP

Member of IOLI

Member of OIDFA